China logra eliminar la población de mosquitos más peligrosa del mundo

China logra eliminar la población de mosquitos más peligrosa del mundo

El éxito viene después de un experimento que duró dos años, prácticamente erradicado en dos islas donde el insecto era considerado el más dañino para los humanos.

El mosquito tigre asiático (Aedes albopictus), el más invasivo y peligroso del mundo, portador de enfermedades como Zika y Dengue, ha sido casi completamente eliminado en dos islas del sur de China, en la provincia de Guangdong, según un estudio publicado  en la revista Nature.

La nueva técnica combinó la esterilización por radiación con bacterias para atacar a los mosquitos portadores en esas islas cercanas a la capital de la provincia, según el líder del estudio Zhiyong Xi, profesor de la Universidad Estatal de Michigan.

El estudio «demuestra el potencial de una nueva y poderosa herramienta», escribió Peter Armbruster, profesor del Departamento de Biología de la Universidad de Georgetown, en una reseña del trabajo, citada por la red CNA.

El uso de radiación, que esteriliza eficazmente a los mosquitos hembras, junto con una cepa bacteriana llamada Wolbachia, que mata sus huevos, podría reducir la población femenina de mosquitos tigres asiáticos, la principal fuente de transmisión de enfermedades en el lugar (hasta un 94%), lo que se tradujo en una disminución del 97% en las picaduras reportadas por las personas.

La técnica desarrollada por este equipo, del que forman parte 38 científicos de China, Estados Unidos, Australia y Austria, se basa en la liberación al medio ambiente de mosquitos machos con muy poca capacidad reproductiva debido a la infección en estos individuos de la bacteria Wolbachia pipientis.

Un organismo que no tiene efectos negativos en los seres humanos pero que dificulta la capacidad de los insectos para reproducirse y, por lo tanto, para transmitir virus que causan enfermedades.

Además de los machos con capacidad reproductiva reducida, los investigadores también infectaron mosquitos hembra y los liberaron en el medio silvestre. Esta técnica tiene como resultado que los propios mosquitos producen nuevas generaciones de mosquitos con poca capacidad reproductiva y, al final, es mucho más fácil controlar o casi erradicar la población total.

En sus estudios de campo de las temporadas de reproducción de mosquitos en 2016 y 2017, los investigadores liberaron más de 160.000 mosquitos tratados por hectárea cada semana, en áreas residenciales de dos islas ubicadas en Guangzhou, la ciudad con la mayor tasa de transmisión de dengue en China.

El objetivo era reducir la población de mosquitos porque las hembras salvajes que se apareaban con machos alterados y los machos salvajes que se aparearon con hembras estériles de laboratorio no podían producir descendencia, explica la revista Nature en su edición en línea.

El equipo siguió la disminución de la población de mosquitos hembra adultos, ya que pican a las personas y transmiten enfermedades. Y como se esperaba, el número promedio de hembras adultas silvestres se redujo en un 83% en 2016 y en un 94% en 2017.

Los autores no descartan que esta nueva técnica pueda utilizarse en el control de otras especies de mosquitos que son perjudiciales para la salud humana.

La esterilización de los mosquitos machos y su liberación en el medio silvestre se ha puesto en práctica como método de control de estos insectos en varias partes del mundo. En ensayos anteriores, la técnica más común era esterilizar a los machos con rayos X.

En otra línea de investigación similar, se han desarrollado mosquitos transgénicos que no tienen capacidad reproductiva. En ambos casos, los machos estériles ocupan el espacio de los mosquitos fértiles y, de esta manera, se reduce la reproducción total en la zona experimental.

Más de China: Aerolínea China Paga Boleto A La Chica Mexicana Para Ir A Competición

Samantha Moreno y su familia vendieron galletas para pagar el boleto de avión y los gastos de viaje. Una niña mexicana puede viajar a China para participar en un concurso, gracias a la ayuda de una aerolínea de ese país asiático.

La aerolínea China Southern Airlines anunció que pagará los pasajes de avión para que Samantha Moreno, una niña mexicana de 8 años, pueda participar en el Campeonato Internacional Artificial Mental 2020, que se realizará en Fosan, provincia de Guangdong, China.

Samantha, quien previamente ganó el Campeonato Regional de Cálculo Mental, ha estado vendiendo galletas durante varios meses con sus padres para pagar el boleto de avión y los gastos de viaje. Como muestra de agradecimiento, la familia de Samantha entregó a los representantes de la aerolínea algunas de las galletas que venden.

Deja un comentario